Enero nos regala una entrevista especial a la directora de Territorio Mudéjar, Victoria Trasobares, en el último número de Nsencia, en la que descubrimos de cerca el trabajo de la entidad.

“Trabajamos en diseñar y desarrollar estrategias y en implementar proyectos diseñados desde el profundo conocimiento de los recursos patrimoniales como parte del desarrollo de las comunidades rurales y sus habitantes. Trabajamos en lugares dispersos y con baja población y con modelos hechos a medida. No sirve copiar lo que ha tenido éxito en otro lado, porque no es lo mismo gestionar patrimonio en un núcleo de 700.000 habitantes que en otro de 100”, explica Victoria Trasobares.

Y ante la pregunta de si Nos queda mucho por conocer, asevera: “Por supuesto. Los monumentos y el contexto en el que se ubican influyen en el desarrollo de las comunidades y del territorio. Es más necesario que nunca seguir investigando, pero incorporando visiones nuevas, mostrando los procesos de trabajo, los resultados, las personas que hay detrás y la cercanía al terreno”.

“Hemos puesto en marcha 45 proyectos de los que 23 han surgido de las Estancias de investigación y proyectos Gonzalo M. Borrás Gualis, un ejemplo de innovación dentro y fuera de España. Esta iniciativa implementa acciones en modo piloto y ofrece resultados en investigación, comunicación y desarrollo-inversión-financiación. Como ejemplo, hemos estudiado temas como los materiales y técnicas desde la permanencia del oficio, la conservación de edificios desde el diseño de nuevos usos respetando los usos históricos, la comunicación del patrimonio y su función social, la educación o la digitalización”, detalla Victoria Trasobares.

¿Cómo se puede conseguir que los proyectos tengan impacto en el territorio?

“Con un trabajo constante, pensando estratégicamente para destacar la singularidad de nuestras localidades desde el punto de vista patrimonial y buscando líneas de trabajo comunes. Intentamos conectar con todas las actividades económicas del territorio generando dinámicas de alta calidad aplicada a través de las redes de profesionales. Quizás, nuestra mejor habilidad sea encontrar personas con una mirada avanzada, que trabajan en el medio o largo plazo sin perder de vista el presente”, añade.

Una de sus principales acciones para dar a conocer el mudéjar han sido las “Rutas Territorio Mudéjar, viaje a la belleza”. ¿Qué ofrece este viaje temporal?

“El proyecto es una muestra de la visión que tenemos sobre el patrimonio y su uso turístico. Son rutas patrimoniales para cultivar el espíritu y para mostrar un ocio cultural diseñado a medida de las localidades que visitamos, contando con las personas. Con nuestros estudiantes en prácticas, buscamos una manera de conectar con nuevos públicos. Así, los viajeros se encuentran un patrimonio mostrado por profesionales, con una logística muy cuidada y atención personalizada”.

Entradas recomendadas