Circular desde
la escuela rural

El proyecto «Circular desde la escuela rural» es un proyecto de cooperación entre grupos de desarrollo rural dirigido por la Asociación Territorio Mudéjar.

En el proyecto han participado: ADRI Calatayud-Aranda, ADRI Jiloca-Gallocanta, FEDIVALCA -Valdejalón y Campo de Cariñena-, ASOMO Tarazona y el Moncayo, CEDEMAR -Bajo Aragón Caspe y Ribera Baja del Ebro-, ADRAE -Ribera Alta del Ebro- y ADEFO Cinco Villas.

El objetivo es desarrollar materiales educativos en torno a la identidad mudéjar de los pueblos poniendo como centro del proyecto a las escuelas rurales y a la comunidad educativa de los pueblos.

A partir del trabajo desarrollado, durante casi tres años, los alumnos de quince escuelas han diseñado un paseo por su localidad en el que podemos conocer  los principales puntos de interés y su vinculación con la cultura mudéjar.

Calatayud

Este paseo nos muestra el trabajo de los alumnos del colegio Salvador Minguijón en Calatayud.

Por Calatayud han pasado varias poblaciones y culturas a lo largo de su historia, de las cuales se destacan en este recorrido la época islámica y el periodo medieval. Paseando por la localidad se hace evidente su pasado a través de su ordenación urbana y de los restos monumentales que han llegado hasta nuestros días, destacando las torres.

1. Historia del pueblo

En el lugar donde hoy encontramos Calatayud existirían en origen una serie de asentamientos celtíberos. Más tarde fue el lugar donde los romanos fundaron Bílbilis, de la que todavía hoy nos quedan restos a escasos kilómetros de la localidad. Destaca la época islámica, momento de fundación de Calatayud tal y como la conocemos hoy en día y su posterior desarrollo durante época medieval.

Este punto va unido con la actividad didáctica 1 

2. Coexistencia de culturas

Tras la conquista de Calatayud en 1120, coexistieron en la localidad las tres culturas que conforman la cultura mudéjar: cristianos, musulmanes y judíos. Cada cultura vivía en su aljama (barrio), conservando su religión y costumbres y desarrollando actividades económicas. En Calatayud podemos apreciar la morería y la judería con algunos de sus edificios más representativos como la sinagoga.

Este punto va unido con la actividad didáctica 2

3. Arquitectura mudéjar

Los mudéjares eran especialmente hábiles en la construcción de edificios de unas características técnicas y belleza singulares, utilizando materiales de cercanía, por ejemplo, el barro o el yeso. La torre de San Andrés, además, ofrece un rico repertorio ornamental a través del cual se entiende la importancia de la decoración en la construcción mudéjar.

Este punto va unido con la actividad didáctica 3

4. Mecenazgo

Uno de los grandes mecenas de arte mudéjar fueron las órdenes militares. La Orden del Santo Sepulcro tiene su sede principal en Calatayud. En origen fue un convento mudéjar de gran importancia, conservando hoy en día parte de su claustro.

Este punto va unido con la actividad didáctica 4

5. Patrimonio mundial

La fábrica mudéjar de la colegiata de Santa María de Calatayud, que corresponde a la torre, el ábside y el claustro, fue incorporada a la declaración de Mudéjar Patrimonio Mundial en el año 2001, junto a otros 5 edificios más.

Este punto va unido con la actividad didáctica 5

6. Reminiscencias del mudéjar

A pesar de que el mudéjar finaliza en el siglo XVII con la expulsión de los moriscos, conservamos una manera de trabajar que pervive a lo largo de los siglos y que es fruto del desarrollo de diversas culturas en un mismo territorio durante muchos siglos.

Este punto va unido con la actividad didáctica 7