San Martín de Tours, Morata de Jiloca

CATEGORÍA DE PROTECCIÓN ACTUAL: BIC

TIPO DE BIEN: Inmueble        

CATEGORÍA: Religiosa

ESTILO ARQUITECTÓNICO: Mudéjar

FECHA DE CONSTRUCCIÓN: Siglo XV

La iglesia de San Martín en Morata de Jiloca se dispone en el lateral sur de una plaza, lo que permite una completa contemplación. Tipológicamente, pertenece a las iglesias fortaleza mudéjares que constan de nave única con capillas entre torres contrafuerte y cabecera conformada por tres capillas y testero recto; como la iglesia de Tobed o Torralba de Ribota.

La nave única se divide en dos tramos y se cubre con bóveda de crucería sencilla separadas por tres tramos más cortos de cañón apuntado que se contrarrestan en los contrafuertes de los cuales dos conforman torres contrafuertes.  La nave tiene una anchura de 13,30 metros las capillas laterales se abren al interior a través de arcos apuntados el central de mayores dimensiones que los laterales.

Además, entre los arcos se disponen pilastras con motivos decorativos vegetales que terminan en alargados pináculos con los mismos motivos. En los laterales del presbiterio se encuentran dos vanos con arcos de medio punto que se encuentras decorados con yeserías caladas decoradas partiendo de una estrella de ocho puntas que se repite generando hexágonos en forma radial.

La decoración del interior se realiza con la técnica de agramilado que imita el despiece del ladrillo. Asimismo, los arcos perpiaños que se encuentran al interior de dicha iglesia imitan el despiece de la piedra de sillar. 

Al exterior la iglesia de San Martín presenta una interesante fachada principal decorada con ladrillo en resalte y cerámica. La parte izquierda cubre la parte correspondiente de la cabecera, primer tramo y segundo hasta lo que sería el primitivo hastial. La portada se dispone con un arco carpanel enmarcado por arquivoltas abocinadas en arco apuntados que se apoyan en capiteles. Destacan especialmente los capiteles que se decoran con figuras como las del lado derecho donde se observa un busto barbado de una figura masculina.

En la fachada localizada al oeste se construyeron dos torres, sin embargo, la del lado norte solo se aprecia el arranque. La torre sur tiene planta rectangular y se divide al exterior en dos cuerpos, el inferior con una decoración de banda de esquinillas.  En el cuerpo de campanas se disponen dos vanos en los lados anchos y uno en los cortos. Los vanos se cierran en arco apuntados. En relación con el cuerpo superior de la nave, se observa una decoración en ladrillo resaltado donde observamos una franja de rombos entre dos bandas de ladrillos en esquinilla simple. En la parte superior se disponen una serie de vanos cerrados por aproximación de hiladas. Por último, la torre se remata con un chapitel en forma piramidal realizado también en ladrillo. 

Dentro de la amplia reforma que se acometió en el siglo XVI, se levantó la actual galería superior a base de arcos doblados de medio punto, que es de suponer que vendría a sustituir a la posible tribuna característica de las iglesias fortaleza, que se extendería por encima de las capillas laterales y del testero hasta enlazar con las dos torres contrafuertes del tramo de los pies. 

Intervenciones

Restauración, Siglo XX al Siglo XXI

Al interior, la iglesia presenta nave única con capillas entre los contrafuertes y testero recto con tres capillas, que fue recuperado en la restauración que se acometió en 1982 por la Dirección General de Arquitectura, según proyecto de Ramiro Moya.

Esa restauración consistió fundamentalmente en restituir su orientación canónica original, recuperando el presbiterio original que en parte había sido habilitado como coro. Resultado de esa restauración es el aspecto que actualmente presenta el templo, quizás demasiado “nuevo”, ya que se repuso todo lo perdido, que en el caso de la decoración pintada y agramilada era la totalidad de superficies exceptuando la bóveda de la capilla del lado sur o de la Epístola que se conservaba en parte, y tal vez algún otro pequeño resto en las demás.

Sobre ese modelo se pintaron el resto de bóvedas incluida la del presbiterio del XVI, dándole su actual aspecto.

Durante el último cuarto del siglo XX se han efectuado varias obras de restauración que han afectado al conjunto del edificio y a la cerámica de la fachada.

Una reciente restauración ha recuperado la estructura del presbiterio original, que había quedado totalmente enmascarado, si bien no se ha alterado la reorientación con que se dotó al templo en el XVI.

Entre 2000 y 2001 se llevaron a cabo obras de saneamiento con la finalidad de solucionar problemas de humedades. Durante el año 2007 se procedió a la restauración del retablo mayor de estilo romanista fechado en el siglo XVI, que recuperó su color  tras  la intervención del restaurador Enrique de las Casas.

Proyectos e intervenciones

Los proyectos e intervenciones y sus impulsores definen la historia de los edificios monumentales así como la percepción que se tiene de ellos.

El documento de descarga nos presenta el estado actual de los expedientes en curso de revisión que permitirá ir actualizando el conocimiento de cada uno de los edificios monumentales.

Declaraciones

Declaración, Siglo XXI 

La iglesia de San Martín de Tours fue declarada Monumento Histórico Artístico por Decreto del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes de 3 de junio de 1931, publicado en la Gaceta de 4 de junio de 1931.

El Boletín Oficial de Aragón del día 8 de enero de 2003 publicó la Orden de 28 de noviembre de 2002 del Departamento de Cultura y Turismo por la que se completa la declaración originaria de Bien de Interés Cultural de la denominada Iglesia de San Martín de Tours en Morata de Jiloca (Zaragoza), conforme a la Disposición Transitoria Primera de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, de Patrimonio Cultural Aragonés.

Bibliografía

ABBAD RIOS, FRANCISCO. Catálogo Monumental de España. Zaragoza, Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Instituto Diego Velázquez. Madrid, 1958. 

BORRÁS GUALIS, GONZALO M. Arte mudéjar aragonés, Colección Básica Aragonesa. Ed. Guara, 1987.

BORRÁS GUALIS, GONZALO M. Arte Mudéjar aragonés, CAMPZAR y Col. Oficial de Arquitectos Técnicos y Aparejadores de Zaragoza, Zaragoza, 1985.

CANTOS MARTÍNEZ, Olga. Recursos plásticos en la escultura policromada aragonesa de la Contrarreforma (1550-1560). Tarazona: Centro de Estudios Turiasonenses, 2012. 

CRIADO MAINAR, Jesús. Culto e imágenes de la Virgen de la Cama en el Aragón occidental [En línea]: El Tránsito de María y la devoción asuncionista en la Comunidad de Calatayud. Calatayud: Centro de Estudios Bilbilitanos, 2015.

CRIADO MAINAR, Jesús. La escultura romanista en la comarca de la Comunidad de Calatayud y su área de influencia [En línea]. Calatayud: Centro de Estudios Bilbilitanos, 2013.

MÉNDEZ DE JUAN, José Félix et al. (coord.). Aragón. Patrimonio cultural restaurado. 1984/2009: Bienes inmuebles. Zaragoza: Gobierno de Aragón, 2010.

SANMIGUEL MATEO, Agustín. Torres de ascendencia islámica en las comarcas de Calatayud y Daroca. Aragón (España). Calatayud: Centro de Estudios Bilbilitanos, 1998.

San Martín de Tours

Pl. Marco Monge, 5
50344 Morata de Jiloca

Visita Morata de Jiloca

Ayuntamiento
www.moratadejilocaturismo.es
¿QUIERES SABER MÁS?
www.turismodezaragoza.es