Circular desde
la escuela rural

El proyecto «Circular desde la escuela rural» es un proyecto de cooperación entre grupos de desarrollo rural dirigido por la Asociación Territorio Mudéjar.

En el proyecto han participado: ADRI Calatayud-Aranda, ADRI Jiloca-Gallocanta, FEDIVALCA -Valdejalón y Campo de Cariñena-, ASOMO Tarazona y el Moncayo, CEDEMAR -Bajo Aragón Caspe y Ribera Baja del Ebro-, ADRAE -Ribera Alta del Ebro- y ADEFO Cinco Villas.

El objetivo es desarrollar materiales educativos en torno a la identidad mudéjar de los pueblos poniendo como centro del proyecto a las escuelas rurales y a la comunidad educativa de los pueblos.

A partir del trabajo desarrollado, durante casi tres años, los alumnos de quince escuelas han diseñado un paseo por su localidad en el que podemos conocer  los principales puntos de interés y su vinculación con la cultura mudéjar.

Villarroya de la Sierra

Este paseo nos muestra el trabajo de los alumnos del colegio CRA Río Ribota en Villarroya de la Sierra.

Villarroya de la Sierra, deriva su topónimo de la villa roya o rojiza por el color que predomina en sus alrededores, se ubica al pie de la Sierra de la Virgen, organizándose todo su caserío en una pendiente hacia el río Ribota. Fue un lugar clave en todos los momentos de la historia, por sus recursos naturales y posición estratégica. Durante el recorrido podremos observar diferentes vestigios de su pasado histórico, como las dos fortalezas, la muralla y la iglesia.

1. Historia del pueblo

En este lugar se tiene constancia de diferentes asentamientos y culturas desde época antigua. Uno de los momentos clave fue la época islámica, donde se hace evidente el aprovechamiento y cultivo del territorio con todo el desarrollo y mejora de sistemas de ingeniería hidráulica, así como la traza urbana.

Este punto va unido con la actividad didáctica 1

2. Reminiscencias

La actual plaza de toros se trata de una antigua dula. Dula es el nombre, de origen árabe (dawhla = turno), que se le daban a los terrenos comunales de pasto para rebaño o manada de los vecinos. Debido a diferentes vestigios que han llegado hasta nuestros días, como la dula y una posible antigua mezquita en el barrio de Santa Maria, podrían ofrecernos pistas sobre el posible asentamiento islámico de la zona.

Este punto va unido con la actividad didáctica 5

3. Materiales de construcción

En la muralla de Villarroya de la Sierra aparecen los materiales y técnicas propios de los edificios de tradición islámica, sobre todo el tapial o ladrillo, siendo el barro uno de los materiales más utilizados en la arquitectura mudéjar, junto al yeso, la madera y el alabastro.

Este punto va unido con la actividad didáctica 3

4. Coexistencia de culturas

Tras la conquista de cristiana, coexistieron en la localidad las tres culturas que conforman la cultura mudéjar: cristianos, musulmanes y judíos. Cada cultura vivía en su aljama (barrio), conservando su religión y costumbres y desarrollando actividades económicas. La puerta alta era el acceso a la ciudad para todo aquel que venía desde Castilla, y atravesando la puerta, se recorre la Calle Real Alta.

Este punto va unido con la actividad didáctica 2

5. Arquitectura mudéjar

La iglesia de San Pedro Apóstol se construye en distintos momentos históricos, pero de su factura mudéjar podemos apreciar la decoración en ladrillo en resalte al exterior conformando ladrillos en esquinilla.

Este punto va unido con la actividad didáctica 7

6. Agua y agricultura

Si hay algo que caracteriza a Villarroya son sus diversos cultivos como viñedos, cerezos o almendros, lo que podríamos relacionar con el pasado musulmán y mudéjar de la zona. Los musulmanes se caracterizaron por la mejora de antiguos sistemas de regadío y creación de acequias, aljibes o azudes para aprovechar al máximo el agua. Desde este punto, podemos ver una chimenea industrial, otro de los ejemplos de herencia mudéjar, elemento de arquitectura industrial en ladrillo del siglo XX.

Este punto va unido con la actividad didáctica 6